La Revuelta demanda la inmediata puesta en marcha de la restricción del tráfico privado

Esta asociación vecinal apuesta por la restricción del tráfico privado y la potenciación del transporte público para el acceso al Casco Histórico de Sevilla, junto a la construcción de aparcamientos para residentes, lo que mejorará la habitabilidad del barrio.

Miércoles 17 de febrero de 2010

La Asociación Vecinal La Revuelta demanda la inmediata puesta en marcha de la restricción del tráfico privado al Casco Histórico, en cumplimiento de la Ordenanza de Ciclistas y Peatones, que limita el acceso al transporte público y a los residentes, ordenanza aprobada hace ya tres años.

Los hasta 110.000 vehículos a motor que circulan a diario por las calles del centro provocan altos niveles de contaminación del aire y una contaminación acústica insoportable, que se acentúa en las estrechas calles del barrio. La ocupación prácticamente total por el coche de los espacios públicos, plazas y calles incide directamente en la habitabilidad de los vecinos. La reducción del número de coches que circulan por las calles del centro mejorará la calidad de vida de los residentes, potenciará los desplazamientos a pie y en bicicleta y permitirá recuperar espacios a los que allí vivimos.

Esta medida también ayudaría a potenciar el transporte público, que aumentaría su velocidad comercial al circular por calles con menos tráfico, pudiendo recuperar usuarios. Se posibilitaría además la creación de líneas internas de transporte público en el centro de la ciudad, mejorando la conectividad y accesibilidad a las distintas zonas.

Por otra parte, el número de plazas de aparcamiento para residentes en el centro histórico es insuficiente para las necesidades de los vecinos. Además de la restricción del tráfico privado, la Asociación reclama la construcción de aparcamientos de residentes en el barrio, en cumplimiento de lo previsto en el PGOU.