Sevilla, 27 de abril de 2010

 

La Asociación Vecinal “La Revuelta” del Casco Norte de Sevilla viene constatando que en la planificacion, ejecucion y gestion urbanística del distrito Centro no se están cumpliendo los objetivos que marcaba el Plan General de Ordenación Urbanística aprobado en 2006. Además del fraude de ley que supone una planificación sin gestión posterior, la consecuencia más inmediata para los vecinos es la carencia en los servicios públicos de los que deben disponer según la legislación urbanística.

 

Enlace a la noticia en el Diario de Sevilla

Enlace al comentario en el blog de Carlos Marmol

 

pgounorte

 

 

El pasado 19 de julio se cumplieron los primeros 4 años de vigencia del PGOU de Sevilla, lo que permite evaluar el nivel de cumplimiento de las previsiones contenidas en el Plan para su Primer Cuatrienio. En concreto, la Asociación Vecinal la Revuelta realiza mediante este informe un análisis sobre el estado de ejecución de los Ámbitos de Planeamiento de Desarrollo y Gestión en la zona del Casco Norte.

 

La mejora en la dotación de equipamientos públicos que planteaba el PGOU no se ha alcanzado, debido a que ninguna de las Áreas de Reforma Interior o Actuaciones Simples de Equipamiento programadas ha llegado a ejecutarse.

 

En la zona del Casco Norte esta falta de atención a los servicios sociales básicos es notoria. Estos barrios padecen desde hace demasiado tiempo la necesidad de numerosos equipamientos, aunque ya estaban planificados casi todos en el PGOU de 1987. Pero no se realizó casi nada de la regeneración del trazado urbano tradicional y las funciones económicas tradicionales que preconizaban para el Casco Histórico. En cambio, si se actuó en la destrucción de los inmuebles y espacios que lo configuraban; sin olvidar por supuesto la mayor pérdida: el vecindario que aquí habitaba.

 

Si estas operaciones urbanísticas llegasen a materializarse, el Casco Histórico Norte incrementaría sus equipamientos públicos de forma proporcionada con el crecimiento previsto de sus residentes. Estos nuevos suelos públicos permitirían la construcción de las instalaciones deportivas, educativas, administrativas y socio-culturales que según el Plan son necesarias

 

En síntesis, el PGOU planteaba unos procedimientos de gestión del suelo que, además de otras finalidades paralelas como la reestructuración urbana, la recuperación del patrtimonio arquitectónico de origen industrial o la revitalización económica, permitirían aumentar en unos 35.000 m2 la superficie dedicada a equipamientos y servicios públicos.

 

Por desgracia, todo esto ha quedado en papel mojado y en promesas incumplidas. Una vez cumplido el Primer Cuatrienio, ninguna de estas actuaciones se ha materializado. Algunas de ellas han iniciado una tramitación en los expedientes, pero ni siquiera en estos casos han pasado de los papeles al ladrillo. Y la mayoría de ellas ni siquiera han iniciado sus trámites, aunque en todos los casos el PGOU preveía su ejecución en el plazo de 4 años, que se cumplió el pasado 19 de julio.

 

No todas estas actuaciones requerían la obtención del suelo por cesión o expropiación de sus propietarios. Algunos de estos terrenos son ya de propiedad municipal e incluso estaban calificados para equipamientos en el PGOU de 1987. Así ocurre con las instalaciones deportivas y educativas previstas en El Valle, que han quedado paralizadas aún contándose con presupuesto. Y aún más sangrante es el caso del solar de C/ Arrayán, que ha dejado de ser de titularidad municipal por reversión a sus antiguos propietarios al no haberse construido el colegio previsto.

 

Asociación Vecinal La Revuelta, del Casco Norte de Sevilla

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla www.larevuelta.org